X
X

Cómo comprar

Puede visitar nuestra librería (lun. a vie. 13 a 18 hs.) o consultarnos sobre otros puntos de venta.

Envíos nacionales: por correo argentino o expreso puerta a puerta, previa transferencia o depósito.

Envíos al exterior: por correo argentino, previa transferencia mediante PayPal.

Escríbanos a vorticelibros@gmail.com para intercambiar los datos necesarios.


Psiquiatría y Persona

Disponibilidad

Impreso stock

Datos técnicos

276 pgs. | 15 x 22 cm.

Datos del libro

Indice

Prólogo a la tercera edición, por Alberto Berro
Introducción

PARTE I. LA REALIDAD PERSONAL
1. “Las luminosas profundidades de vuestro corazón”
2. El bios personal
3. Sentidos internos y psicología profunda
4. Persona, cultura, sociedad
5. Notas sobre la persona como unitas multiplex

PARTE II. LA VIDA PERSONAL
6. El climaterio femenino como crisis de la mitad de la vida
7. El curso de la vida humana como problema ético y psicológico
8. Las crisis de pasaje y la patología
9. La adolescencia como edad de la vida hoy
10. La crisis valorativa en la psicoterapia de la tercera edad

PARTE III. ÉTICA PERSONALISTA Y PSIQUIATRÍA
11. Ética realista y psicoterapia
12. Ética y psiquiatría

PARTE IV. PSICOTERAPIA
13. El “sueño despierto dirigido” de Robert Desoille
14. Psicoterapia en grupo
15. Dinámica de grupos
16. La psicoterapia y su enseñanza

PARTE V. PSIQUIATRÍA DE LA PERSONA Y CRISIS DE LA CULTURA
17. El caso Laing y la antipsiquiatría
18. Chesterton y la locura
19. Familia, salud y desarrollo
20. Drogradicción y crisis de la modernidad
21. El sexo nihilista y el equívoco del género
22. El hijo como objeto
23. Amor y sexualidad

Reseña

El título de esta recopilación de trabajos, de variada temática y amplia distribución en el tiempo, expresa su sustancial unidad. La historia de mi experiencia como psiquiatra es la historia de un encuentro, siempre renovado, con la realidad de la persona. La fidelidad a este encuentro, y a esta realidad, es el eje en torno al cual se ordena la theoría, la praxis y la poiesis de una psiquiatría que haga justicia a las exigencias profundas de la realidad que sirve y, al mismo tiempo y en virtud de ello, a los reclamos de la claridad que llegan desde la tremenda confusión que la cultura contemporánea ha traído al campo de nuestra disciplina. Como lo advirtieron mis maestros, una psiquiatría de la persona es la única respuesta.

Un personalismo cristiano sólidamente fundado en la experiencia, disuelve las falsas oposiciones entre conocimiento científico y conocimiento religioso. Elimina, además, las antinomias entre psicologías empíricas, “a posteriori”, y psicologías racionales (o antropologías filosóficas). Tenemos que percatarnos de que estamos, en realidad, ante una nueva era de la cultura y de la ciencia.

Vínculos